Seguidores

jueves, 3 de marzo de 2011

Los Guardianes de los Muertos: Los Hermanos Fossores

Hace unas semanas volví a recorrer varios cementerios de La Rioja,  en concreto el de Logroño que tiene varias peculiaridades.

Tal vez la más llamativa sea la existencia de una pequeña congregación religiosa que aún pervive pese a todo en el campo funerario de Logroño. Se trata de los Hermanos Fossores de la Misericordia,. la verdad es que siempre me han llamado la atención de mis tiempos de Espiritano, estas pequeñas congregaciones  dedicadas a temas como cuidar de los campos funerarios, en este caso estamos ante una joven  congregación que nace en 1953 y que sienta sus reales en el Camposanto de Guadix (Granada), pese a su crecimiento  hoy solo tienen presencia en el Cementerio de  Guadix y  Logroño.

Historia

NACIMIENTO


Los HERMANOS FOSSORES DE LA MISERICORDIA comenzaron a existir realmente el día once de Febrero del año mil novecientos cincuenta y tres. En esta fecha inició su anda-dura la primera Comunidad en el Camposanto de Guadix, ciudad de la provincia de Granada, en España.

El Decreto de su erección, como Pía Unión, sería firmado cinco años más tarde, tras una positiva experiencia, el 16 de Julio de 1958, por el Excmo. Sr. Obispo de la Diócesis de Guadix-Baza, D. Rafael Álvarez Lara.


Fueron fundados por Fray José María de Jesús Crucificado, en compañía de Fray Bernardo de la Cruz (que más tarde dejaría este instituto para vivir como eremita en un lugar del Levante español).


La idea inicial de esta fundación surgió en el llamado "Desierto de Nuestra Señora de Belén" de la Sierra cordobesa, donde residían, como miembros de la Congregación de Ermitaños de San Pablo y San Antonio, los citados hermanos. Hasta allí llegó providencialmente, en la primavera de 1952, un sacerdote de la diócesis de Guadix, D. Manuel Gallardo Capel, Cura párroco de Cúllar-Baza, al que Fray José María (entonces llamado Fray Hilarión de la Sagrada Familia) le comunicó su proyecto, inspirado en el Libro de Tobías (1, 16-18), de una nueva "congregación" dedicada a poner en práctica, de forma institucional y comunitaria, las dos últimas Obras de Misericordia, con su doble vertiente: enterrar a los muertos y rezar por los vivos y difuntos. El citado sacerdote, a su regreso, comunicó al Sr. Obispo tal propósito, que fue acogido calurosamente por Monseñor Álvarez Lara, y, tras laboriosas gestiones entre éste y el entonces Obispo de Córdoba, Fray Albino González Menéndez-Reigada, se concedió la autorización correspondiente para que los dos citados ermitaños se trasladaran a Guadix e iniciaran su tarea fundacional. Con la aprobación del Ayuntamiento de Guadix, se realizaron las obras de acondicionamiento de una vieja casilla, situada junto al Cementerio, y en ella, de forma muy modesta, se instaló la primera Comunidad, que comenzó a actuar en la fecha ya consignada, bajo el Patrocinio de Nuestra Señora de Lourdes.

DESARROLLO: FUNDACIONES


El nuevo Instituto religioso fue acogido con entusiasmo por el pueblo de Guadix y, debido a su originalidad e impacto social, la noticia no tardó en divulgarse por otras regiones de España. Pronto llegaron peticiones de distintos municipios que, a medida que la naciente institución se fue nutriendo de vocaciones y formando a sus nuevos miembros, fueron siendo atendidas de forma pausada y razonable. Así, a través de diez y seis años (1953-1969) se crearon siete Comunidades de Hermanos Fossores en otras tantas poblaciones españolas.

Cada fundación ha supuesto una larga cadena de gestiones: solicitud de la autoridad munici-pal, estudio de la misma por parte de los responsables de la institución religiosa, entrevistas, visitas para conocer "in situ" el camposanto y la ubicación de la futura comunidad, programación de su trabajo y acuerdos sobre su mantenimiento, autorización del Obispado correspondiente, designación de capellán y confesor para asegurar la asistencia espiritual a los hermanos, relación con el personal laboral del ayuntamiento, etc.


Por cada Casa fundada han pasado una serie de hermanos, de capellanes, de concejales, de bienhechores y personas en general que han contribuido a su desarrollo y sostenimiento en el orden material y espiritual. En cada una han ocurrido mil peripecias, imposibles de consignar en este resumen histórico. Y en cada comunidad se han vivido los avatares propios de todo grupo humano aunque, como en nuestro caso, esté animado por la fuerza del Espíritu y estructurado por los elementos de la vida religiosa.
Hubiera sido deseable que las siete comunidades fundadas en otros tantos cementerios pervivieran hasta hoy. Pero no ha sido así. La crisis vocacional de las últimas décadas, extensiva a toda la Iglesia, pero con especial incidencia en esta institución de características tan duras, ha obligado a ir cerrando sucesivamente cinco casas, con el dolor consiguiente, tanto de los propios Fossores como de las poblaciones afectadas. Pero la historia es así y, aceptado el hecho con espíritu de fe, no podemos olvidar el inmenso bien que tales comunidades han efectuado en su peculiar ministerio, que se suma modestamente a la obra pastoral y social realizada por toda la Iglesia. Por ello, desde la cima de este Cincuentenario, detallamos a continuación los datos fundamentales de dichas fundaciones.

CRONOLOGÍA DE LA INSTITUCIÓN


11/2/1953 .Se inicia la Primera Comunidad en el Cementerio de Guadix.
25/7/1959 .Fundación de la Segunda Comunidad en el Camposanto de Jerez de la Frontera.
1/11/1962. Fundación de la Tercera Comunidad en el Cementerio de Huelva.
1/5/1963. Fundación de la Cuarta Comunidad en el Cementerio de Vitoria.
15/10/1965. Fundación de la Quinta Comunidad en el Camposanto de Pamplona.
8/9/1966. Fundación de la Sexta Comunidad en el Cementerio de Logroño.
25/5/1969. Fundación de la Séptima Comunidad en Felanitx (Mallorca)

Lo ciertos es que el cementerio de Logroño, está muy bien atendido y cuidado, lo cual es de imaginar que se deba tanto a los Hermanos Fossores, como a los servicios municipales que cuidan del campo funerario.

Tal vez es de lamentar el estado de alguna estrambótica  tumba a la cual dedicaremos una entrega en próximas fechas.

Ahora les dejo con alguna de las fotos tomadas estos días en Logroño:

DSCN0862DSCN0889

Es un Cementerio en el cual me llamó siempre la atención la presencia de los Obeliscos aunque predominan evidentemente las cruces.

DSCN0891DSCN0883

Y con estas fotos les dejo, hasta la próxima entrega.

Víctor Guerra

Google Etiquetas de : , ,
This work is licensed under a Creative Commons license.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...